EL FIEL EN LA BALANZA

o fiel da balança

(João de Castro, estudiante de Cultura Racional, Brasília, DF – BRAZIL)

(*)

La naturaleza hizo todo bajo dos lados; hay luz y oscuridad; por lo que es correcto se halla el derecho; para cada virtud o cualidad hay, sin embargo, su opuesto. Todo el mundo llega aquí, trayendo sus instintos y sus deseos ilimitados en una placa y su conciencia e inteligencia en la otra.

La Naturaleza representa el flujo natural de la energía, ya que todo pasa, todo es llevado a su lugar; en ella está el propio principio organizador de las cosas, de la vida y de los seres. En el artificio ese principio está atrancado, limitado y sofocado en función de una armonía plástica y sin sentido.

Allí nada crece, nada evoluciona, pero, sólo su ropaje y adornos; la vida se vuelve encapsulada e inerte. El artificio es el desierto de la propia existencia!

Por lo tanto, la Naturaleza todo lo que existe es porque es necesario para el pulimiento de los seres. En su pulimiento a través del sufrimiento los seres alcanzarán sus lugares correctos, para el cual, caminarán todos a su ORÍGEN.

Entonces, la harmonía de los seres humanos se encuentra en la organización de la vida encuadrada en los límites prescritos por la Naturaleza, ya que ella tiene la trayectoria de todo para la organización de la vida.

Toda vez que respetamos los límites del otro y los de la vida natural, contribuyamos para el verdadero bien, y quedamos en armonía con la Naturaleza.

Por lo tanto fuera de los límites de la Naturaleza hay sólo el vacío, que allí está para agotar todo lo que es negativo. El positivo reconoce derechos, mientras el negativo persigue formas de abusar de sus voluntades. Así siendo, el negativo es arbitrario, en lo que reconoce solamente sus instintos, característica natural de los irracionales. Haciendo eso, siempre estará a merced del grande dragón que es el pensamiento magnético – el mal puro.

La Naturaleza nos conducía desde los tiempos antiguos, a la creencia, a través de la mitología, de que éramos comandados por dioses, habiendo los del bien y los del mal, donde los dragones eran los más temibles, y los que atemorizaban el inconsciente colectivo.

Donde está la inconsciencia, que es el desperezo a las leyes naturales, allí se hallan los dragones.  

Ellos viven en nuestra memoria antediluviana, permeada de cuentos y romanticismo, donde el atraso necesitaba de las acciones de los dragones. En estas historias sobreviven donde hay el atraso.

En ubicaciones lejanas de la civilización como las florestas de la Malasia y Galápagos, todavía, pueden ser encontradas versiones de ese reptil, que asusta por su tamaño y agilidad.

En las culturas milenarias hay símbolos con dragones; países que obtuvieron grandes avances tecnológicos y poder militar hacen celebraciones a sus seres, poniendo sus símbolos en las banderas.  

Eso demuestra el aparente desarrollo de los seres humanos que han sido guiados por la parte invisible, donde reinan todas esas fuerzas reptilianas.

Esas fuerzas han hecho los seres humanos en sus herramientas para volver la vida en algo artificial y mecánico. Ellas nos influencian a través del Complejo R en nuestro cerebro.

Fue de esa parte del cerebro que esas fuerzas reptilianas se han servido para erigir las columnas de un progreso marcado por la ambición, jerarquías, comportamientos ritualistas, control y dominio por la fuerza física.  

Los expertos en marketing lo saben bien hacia el punto de acuñar la frase “El cerebro reptiliano siempre vence”.

Los avances tecnológicos y militares, sin embargo, fueron fomentados por el Complejo R de nuestro cerebro. El dragón en la mitología domina los 4 elementos esenciales: la Tierra (él camina), el Agua (él puede nadar), el Aire (el vuela) y el Fuego (el aniquila y quema).

Buen, esas fuerzas buscan todo el tiempo despertar ese dragón en nosotros a través de la televisión y de la midia. Buscan, además, mantener la humanidad en el lado siniestro de la balanza, bajo una obediencia sin límites a los instintos y la voluntad, hacia la esclavitud de todos al artificio y su desligamiento de la Naturaleza.

Entonces, después de haber desconectado de la Naturaleza, el sentimiento natural fue alejándose de tal manera, que llegamos a la fase actual donde el pensamiento está seco!

Hasta el punto de total desolación, el pensamiento cogió al emblema del amor condicional, que fue adoptado por la gran mayoría como medio lógico cultural. Vean que contradicción!

La fase de la civilización, que empezó en el segundo milenio, nos dejó limitados emocionalmente, porque ella otorgó, como bases y perspectivas de vida, los juzgamientos aparentes sobre lucros y ventajas. Esa base primaria limitó demasiadamente el potencial humano, volviendo nos en criaturas mecanizadas, verdaderos robots.  

Todavía, estamos bajo la regencia de la Fase Racional, donde es el natural de la Naturaleza que gobierna (no su lado sombrío) para la recuperación de la humanidad a través del desarrollo del Razonamiento.

En esta fase, tendremos los estímulos necesarios para buscar el corazón, que estaba encubierto por el velo de las apariencias.

¿Por qué?

Porque él no mente, él está de acuerdo con la Naturaleza.

Es por eso, que el Racional Superior, autor de los libros Universo en Desencanto nos dice: Sentid el conocimiento que yo vos dou…”

Es así que alcanzaremos la Naturaleza, o sea, a través del corazón!

A través del corazón alcanzaremos el equilibrio de la balanza, cuyos platillos de los instintos y deseos sin limites están llenos hasta las bordas.

Pero, ahora, cada uno tendrá que llenar el otro platillo, que es el de la conciencia e inteligencia; sólo así aprenderemos a escuchar a la madre Naturaleza, que nos ha hecho comprender que la falencia del pensamiento es la gran causa del desequilibrio moral, físico y financiero generalizado en todo el mundo. Hoy sabemos que con el pensamiento no podemos resolver nuestros problemas, porque él está en total decadencia.

Ahora, solamente dentro de las pautadas del contencioso natural de la Naturaleza.

Universo en Desencanto tiene la LLAVE para libertarnos del gran dragon, que es el pensamiento.

Quien oír la voz del corazón comprenderá la Naturaleza y se realizará dentro del equilíbrio para el desarrollo del Razonamiento.

Quem atender à voz do coração, atenderá ao apelo de nossa Mãe Natureza e conseguirá equilibrar essa balança das nossas vidas e alcançar o fiel de ella, que é o RAZONAMIENTO.

EL RAZONAMIENTO ES DIOS Y DIOS ES EL RAZONAMIENTO – EL FIEL EN LA BALANZA DE LA VIDA!

 

(*) Texto en Portugués:

https://nalub7.wordpress.com/2012/02/29/o-fiel-da-balanca-da-vida/

(*) Texto Inglés:

https://nalub7.wordpress.com/2016/03/26/the-faithful-on-the-balance-of-life/

 

Sobre nalub7

Uma pessoa cuja preocupação única é trabalhar em prol da verdadeira consciência humana, inclusive a própria, através do desenvolvimento do raciocínio, com base nas leis naturais que regem a natureza e que se encontram no contencioso da cultura natural da natureza, a CULTURA RACIONAL, dos Livros Universo em Desencanto.
Esse post foi publicado em AUTOCONHECIMENTO, Livros, Saúde e bem-estar e marcado , , , , , , , , , , . Guardar link permanente.

3 respostas para EL FIEL EN LA BALANZA

  1. Pingback: THE FAITHFUL ON THE BALANCE OF LIFE | RACIOCINAR SEMPRE! PENSAR, NUNCA!

  2. Pingback: O FIEL DA BALANÇA DA VIDA | RACIOCINAR SEMPRE! PENSAR, NUNCA!

  3. Pingback: DER GLÄUBIGE AUF DEM GLEICHGEWICHT DES LEBENS | RACIOCINAR SEMPRE! PENSAR, NUNCA!

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s